Cuidados del ajolote negro: Todo lo que debes saber

Índice de contenidos

Los ajolotes negros son una variación única de una mascota acuática muy popular e icónica. Pero, curiosamente, ¡mucha gente ni siquiera sabe que existen!

Esta guía repasará todo lo que necesitas saber sobre los ajolotes negros y cómo cuidarlos.

Resumen de la especie

Los ajolote son unas de las criaturas acuáticas más cautivadoras que puedes tener. También conocidos como "peces andantes mexicanos", estas hermosas salamandras presentan una amplia gama de colores. Los ejemplares salvajes suelen ser grises o verde oscuro, pero las variantes albinas son algunas de las más conocidas.

El ajolote negro (Ambystoma mexicanum) es una nueva variante de color del ajolote estándar que está arrasando en la afición. Más oscuras que las salamandras salvajes, estas criaturas ofrecen un giro misterioso a un animal ya de por sí curioso.

axolote negro

Esta variante es producto de la cría selectiva, pero sus ancestros genéticos sólo proceden del lago Xochimilco, en México.

Nota del autor: Merece la pena indagar en la aclaración sobre lo que son realmente estos animales. Contrariamente a la creencia popular, un ajolote negro no es ni un pez ni un lagarto. Es una salamandra anfibia.

Pero lo que realmente los hace únicos es que son neoténicos. La neotenia se produce cuando un animal permanece en su forma larvaria. Normalmente, un anfibio pasa su fase larvaria en el agua antes de pasar a tierra, pero eso no ocurre con los ajolotes negros. ¡Permanecen en su forma larvaria acuática toda su vida!

El ajolote negro es una gran mascota. Es divertido cuidarlo, e incluso puede que empieces a ver surgir su personalidad de salamandra.

Aspecto

Los ajolotes negros tienen un aspecto inconfundible.

Estos bichos tienen la forma corporal de un lagarto, con patas y brazos. Pero como este animal vive bajo el agua, tiene características físicas únicas que le ayudan a navegar por las oscuras profundidades.

Por ejemplo, la cola. Es larga y considerablemente grande. Desde arriba, tiene una inconfundible forma de renacuajo. Por encima y por debajo del apéndice de la cola hay aletas carnosas.

Recorren toda la longitud de la cola y parte de la espalda.

Las patas son relativamente cortas. En las patas delanteras, las salamandras tienen cuatro dedos ligeramente palmeados. En las traseras, ¡tienen cinco!

El rasgo más característico y apreciado del ajolote negro es su característico "tocado". Seis apéndices con volantes brotan de la parte posterior de la cabeza de la criatura, creando un perfil en forma de corona que no suele verse en el reino animal.

Esos apéndices son branquias externas, que el ajolote utiliza para respirar bajo el agua. Presentan un pedúnculo central y finos filamentos plumosos que brotan alrededor del perímetro. Los ajolotes negros tienen filamentos negros o ligeramente morados, en lugar de los rosados que suelen verse en las variantes albinas.

Nota del autor: Esta variante de color es totalmente negra. Incluso los ojos son negros. Los ajolotes negros son melánicos, lo que significa que tienen una mutación genética que provoca un exceso de pigmentación oscura en todo el cuerpo.

Duración de la vida

Conseguir un ajolote negro requiere años de compromiso. Su esperanza de vida puede alcanzar los 15 años con los cuidados adecuados.

Como siempre, la duración de la vida de tu ajolote depende de muchos factores. Además de la genética, la calidad de los cuidados que le prestes tiene un impacto significativo. Los ajolotes en condiciones de vida deficientes o alimentados con una dieta inadecuada pueden sucumbir a enfermedades y a una muerte prematura.

Tamaño medio

Si compras un ajolote negro juvenil a un comerciante o en una tienda de animales, puede que sólo mida unos pocos centímetros. Pero estos animales acuáticos crecen rápidamente hasta alcanzar una longitud de 11 a 12 pulgadas.

Nota del autor: Su cola constituye la mayor parte de esa medida. A pesar de ello, estas mascotas necesitan un espacio amplio para vivir cómodamente (más información sobre los requisitos del tamaño del acuario próximamente).

Cuidados del ajolote negro

El cuidado del ajolote negro se considera moderadamente difícil en un acuario doméstico. Si es tu primera incursión en la cría de criaturas anfibias, pueden ser una primera elección razonable. Son adaptables y sus necesidades de hábitat no son tan extremas como algunos suponen.

Otros aspectos de su cuidado pueden ser complicados, pero sus necesidades son relativamente fáciles de satisfacer si tienes experiencia en la cría de peces. Sigue estas pautas de cuidado y podrás disfrutar de un ajolote negro feliz y sano durante muchos años.

Tamaño del acuario

Mucha gente da por sentado que se necesita un acuario enorme para mantener ajolotes negros debido a su tamaño. Aunque necesitan espacio para moverse, no son nadadores rápidos. No los verás correr por el acuario como peces activos.

Por ello, se desenvuelven bien en espacios relativamente pequeños. Los expertos recomiendan mantener a estas criaturas en acuarios de al menos 20 galones de agua. Si tienes medios para aumentar el tamaño, ¡hazlo! Más espacio siempre es bienvenido.

Sin embargo, un acuario de 20 galones debería bastar para un solo ajolote negro. Es espacio suficiente para que el pez nade cómodamente, al tiempo que te da espacio de sobra para añadir una decoración sencilla.

Parámetros del agua

El ajolote negro tiene unos requisitos especiales en cuanto a los parámetros del agua. Esta especie es endémica del lago Xochimilco, que se encuentra a unos 6.000 metros sobre el nivel del mar. La ubicación del lago lo mantiene relativamente fresco durante todo el año.

Estas criaturas son adaptables, pero no se desenvuelven bien en las condiciones habituales de los peces tropicales. Dependiendo de dónde vivas, puede que tengas que invertir en un enfriador de agua para mantener la temperatura adecuada.

La buena noticia es que los ajolotes negros no son exigentes con el pH y la dureza, lo que te da un poco más de margen de maniobra. Mientras evites los extremos y te ciñas a los rangos preferidos, tus ajolotes no deberían tener problemas.

Como siempre, haz todo lo posible por mantener estables las condiciones del agua. Aunque a los ajolotes negros no les molestan mucho las fluctuaciones moderadas, las oscilaciones extremas pueden provocar un estrés innecesario.

  • Temperatura del agua: 50 a 68 grados Fahrenheit (lo ideal es entre 60 y 64)
  • Niveles de pH: 6,5 a 8,0 (Casi neutro)
  • Dureza del agua: 7 a 14 GH

Qué poner en su acuario

Lo bueno de los ajolotes negros es que no tienen demasiados requisitos en cuanto a decoración. Mientras crees un hábitat de aspecto natural y le des un lugar donde esconderse, le irá bien en cautividad.

Los mejores sustratos para el fondo del acuario son la grava lisa o la arena. La mayoría de los aficionados prefieren utilizar arena porque la grava puede plantear problemas de compactación. Estas salamandras son propensas a comer grava accidentalmente.

tres ajolotes negros

Podría atascar su sistema digestivo y crear complicaciones potencialmente mortales si eso ocurriera. Puedes tener un acuario de fondo desnudo si quieres evitar todos los posibles problemas de compactación. A los ajolotes negros les da igual.

Añade un trozo relativamente grande de madera flotante. Lo mejor es un trozo que forme una cueva natural. También puedes utilizar rocas para crear un refugio improvisado.

Los ajolotes negros pueden ser tímidos. Necesitan un espacio donde esconderse cuando las cosas se ponen estresantes. Cuando no tienen una pequeña escapada, pueden sufrir enfermedades relacionadas con el estrés.

Las plantas son una buena forma de enriquecer el acuario. Sin embargo, tus opciones son limitadas.

Los ajolotes negros necesitan poca luz. La mayoría de los aficionados no utilizan luces en absoluto, sino que confían en la iluminación de la habitación para simular el ciclo día/noche. Demasiadas luces brillantes estresarán a tu ajolote, por lo que debes evitar los equipos de iluminación potentes.

Por desgracia, esto descarta las plantas acuáticas normales. Puedes utilizar plantas de seda. No sólo son falsas y no necesitan luces, sino que son más fáciles de sujetar, lo que impide que tu ajolote las arranque.

Hay una excepción para las plantas. Las especies flotantes pueden ser beneficiosas para el hábitat de tu ajolote negro. Permanecen en la superficie para obtener luz al tiempo que resguardan a tu ajolote de demasiada luminosidad.

Nota del autor: En cuanto al equipo, invierte en un buen filtro y refrigerador si es necesario. Algunos acuaristas dicen que no necesitas filtro. Sin embargo, es aconsejable tener uno de todos modos. Los filtros se encargarán de la carga biológica del ajolote negro, manteniendo bajos los niveles de amoníaco y estables las condiciones del acuario.

Posibles enfermedades comunes

Los ajolotes negros son criaturas resistentes, pero aun así pueden sufrir muchas enfermedades.

Las branquias externas son sensibles, y tu mascota puede tener problemas de salud debido a unas condiciones del agua inferiores. Cuando las temperaturas son demasiado altas o los niveles de amoníaco se disparan, la salamandra se estresa. Esto las expone a infecciones bacterianas y parásitos.

Los parásitos suelen introducirse en el medio ambiente debido a la comida. Los peces comederos son famosos por causar problemas. En la mayoría de los casos, no causan ningún problema. Pero en el momento en que tu ajolote se estresa debido a cambios ambientales, esos parásitos se afianzan.

Las infecciones parasitarias más frecuentes proceden de los gusanos del ancla.

Las infecciones bacterianas también pueden afectar a tu ajolote negro. Las bacterias pueden adherirse a esos delicados filamentos branquiales. También pueden producirse infecciones en la boca, los ojos y cualquier otra parte del cuerpo.

El tratamiento de las infecciones requiere asistencia veterinaria y medicamentos antibióticos.

También pueden producirse infecciones fúngicas como la micosis. La micosis hace que se desarrollen crecimientos parecidos al algodón en la piel y el cuerpo. Suele ser un subproducto de las malas condiciones del acuario y requiere un tratamiento cuidadoso.

Evita los baños de sal sin ayuda veterinaria. El exceso de sal en su entorno puede causar problemas debido a la piel permeable del animal.

Alimentación y dieta

Los ajolotes negros son carnívoros naturales y necesitan una dieta rica en proteínas para mantenerse sanos.

Alimentar a estas mascotas puede ser complicado. Tienen mala vista y pueden ser quisquillosos con lo que consumen. Descubrirás rápidamente que estos animales necesitan movimiento y olores fuertes para interesarse.

Es posible entrenar a los ajolotes negros más jóvenes para que coman pellets comerciales. Pero incluso entonces, es un éxito o un fracaso.

Lo mejor que puedes proporcionarles son alimentos vivos lentos. Algunas buenas opciones son

Los alimentos congelados descongelados también funcionan. El olor suele ser suficiente.

Una vez que encuentres la mezcla adecuada de alimentos, tu ajolote negro querrá comer en cuanto tenga ocasión. Sin embargo, debes ceñirte a un horario para evitar la sobrealimentación. Los adultos sólo necesitan comer una o dos veces por semana. Los juveniles necesitan tres comidas a la semana.

Si tu ajolote negro tiene problemas para reconocer la comida, prueba a utilizar pinzas. Agitar la comida delante de la salamandra suele ser suficiente para que coma.

Comportamiento y temperamento

No te dejes engañar por el aspecto simpático y extravagante del ajolote negro. Es un conocido agresor que puede causar problemas a otras criaturas del acuario.

Los ajolote son depredadores natos. Consumirán peces, caracoles o gambas que habiten en el mismo entorno. No sólo eso, sino que tienen mala vista.

Como resultado, tienen la costumbre ocasional de morder todo lo que se les acerca. Eso incluye a otros ajolotes.

La buena noticia es que son bastante amables con sus dueños. Uno de los aspectos más gratificantes de tener un ajolote negro es ver cómo emerge su personalidad. Tras sentirse cómodo en su nuevo entorno, aprenderá a reconocerte.

Puede que incluso empieces a notar que tu ajolote negro interactúa contigo a través del cristal. Suelen responder a sus dueños cuando se acercan al acuario. Su naturaleza curiosa hace que sea un placer criarlos, y no es difícil crear una conexión personal.

Compañeros de acuario

Por desgracia, no es buena idea tener ajolotes negros con cualquier compañero de acuario. Algunos aficionados tienen éxito con criaturas de tamaño similar y acuarios grandes. Pero sigue habiendo un gran riesgo de problemas.

La naturaleza agresiva del ajolote negro dificulta la cohabitación. Además, sus delicadas branquias son propensas a lesionarse. Cualquier tipo de violencia pone en peligro a todas las criaturas del acuario.

Afortunadamente, ¡a los ajolotes negros no les importa vivir solos! Crea un entorno rico con muchas cosas que hacer, y serán muy felices.

Cría

La cría puede ser un reto. Pero es posible si tienes una pareja de ajolotes negros que hayan crecido juntos.

Los machos y las hembras bien compenetrados pueden vivir juntos, pero esto suele requerir una atención cuidadosa desde una edad muy temprana. Introducir ejemplares maduros al azar en el mismo acuario puede provocar agresiones.

Sin embargo, una pareja unida puede coexistir pacíficamente y ¡puede criar una vez al año!

Para iniciar la reproducción, instala un acuario separado con plantas de seda. Las plantas son necesarias porque la hembra las utiliza para mantener a salvo los huevos.

Acondiciónalas con abundante comida rica en proteínas. Algunos criadores recomiendan bajar lentamente la temperatura unos cinco grados hasta la del acuario normal. Con el tiempo, eso animará al macho a iniciar el desove.

Las hembras ponen más de 200 huevos, que esparcen por las plantas y otras superficies del acuario. Después de que ponga los huevos, aumenta lentamente la temperatura. En unos 15 días, los huevos eclosionarán.

Retira a los adultos y deja que las crías se desarrollen solas. Proporciona alimentos ricos en proteínas unas tres veces por semana para mantener sanos a los jóvenes ajolotes negros.            

Reflexiones finales

Los ajolotes negros pueden ser grandes mascotas si estás dispuesto a proporcionarles las condiciones de acuario adecuadas. Es un trabajo tener estas fascinantes criaturas, y no son demasiado difíciles de cuidar.

Si quieres saber más sobre estos animales únicos, ¡háznoslo saber! Nos encanta charlar sobre ellos con nuestros lectores.

Matilde Quintana

Matilde lleva más de cinco años interesándose por los peces y los acuarios. Cuando no está escribiendo sobre peces, puedes encontrarla haciendo senderismo, nadando y practicando yoga.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Deja una respuesta

Subir